Catequesis Familiar

Sentido:

La parroquia y la escuela no pueden sustituir a la familia en su misión educadora y evangelizadora, de ahí la importancia de esta metodología y su deseable integración parroquial en la iniciación en la fe. En esta forma de catequesis los adultos deben ser objeto de una atención constante porque es la catequesis que hacen los padres con sus propios hijos.

La catequesis familiar es una respuesta a las necesidades reales de nuestro tiempo, pues la evangelización de las familias es una prioridad de la Iglesia.

En este contexto surge la idea de la «Catequesis Familiar»; una catequesis fundamentada en la evangelización del adulto para que él mismo se convierta en el mejor vehículo del anuncio de la Buena Noticia a sus propios hijos.

Metodología:

Tres años catequesis para la preparación al la primera comunión desde los 6 a los 8 años. La catequesis tendrá dos partes, una en casa con el trabajo particular de los padres y madres. Y una segunda, en la parroquia donde los niños tendrán su grupo de catequesis y los padres por otro lado también recibirán su formación.

Distribución del temario:
Dónde:

Salones parroquiales.

Horarios:

A elegir el día:

  • Viernes: 18 a 19,30 horas.
  • Domingo: 10,30 a 12 horas.